Consultoría Artesana del Bidasoa

4 pautas para probar SCRUM con un nuevo proyecto

4 pautas para probar SCRUM con un nuevo proyecto

By on 28 Feb, 2018 in Blog, Destacado | 0 comments

El SCRUM es una metodología de trabajo en equipo diseñada para tiempos ágiles como los que vivimos. Aunque tiene muchas aplicaciones, la más extendida es para trabajar en proyectos. Sus principales ventajas son su extraordinaria efectividad (“hiperproductividad”) y su influencia en la motivación del equipo. Y es que favorece trabajar siempre con sentido, facilita la autonomía de los equipos y permite conjugar muy bien la diversidad de las personas de un equipo.

Según Jeff Sutherland -el creador del método- para poner en marcha un equipo con SCRUM no hacen falta muchas cosas. Teniendo en cuenta esto, y aunque por supuesto que hay muchos matices, aquí proponemos una síntesis de 4 pautas que te pueden ayudar a ir probando este método y sus resultados… o a valorar si te puede interesar algo.

 

1. Elaborar una lista con todo lo que hay que hacer y priorizarla

Lo primero que hay que hacer es elaborar una lista (“backlog”) con todo lo que hay que hacer para conseguir el objetivo buscado dependiendo del proyecto. Así pues, y tras tener una idea clara de lo que queremos conseguir al final del trabajo, empezaríamos haciendo un brainstorming. El resultado serían unas pocas cosas en las que pensar en primer lugar o unos cientos de ítems. Se trataría de tener una vista panorámica o una especie de mapa que iríamos actualizando continuamente. Como último paso, habría que priorizar en cuáles de ellas vamos a trabajar próximamente (*ver siguiente pauta). Para ello, trataremos de determinar cuáles aportarían más valor al cliente si se las vamos trasladando.

 

2. Ponerse tarea en ciclos cortos

Para ser más efectivos, y para adaptarnos mejor a los cambios que puedan surgir, tenemos que ponernos tarea en ciclos cortos. Estos ciclos, que se llaman “sprints”, suelen cerrarse con una reunión cada una o dos semanas.

Un equipo se motiva con retos alcanzables. Un cliente necesita ver avances reales en los proyectos. Por ello, en cada “sprint” deberíamos aprender progresivamente a estimar mejor el volumen de trabajo. En este punto hay que tener en cuenta que hoy es muy difícil estimar tiempos con precisión. Así pues, en SCRUM se suelen utilizar métodos que ayudan a estimar mejor. Estos métodos nos permiten calcular nuestra “velocidad de equipo” (cuántos “puntos” hemos hecho) tras acabar los primeros ciclos y estimar mejor en el futuro.

Las reuniones de “sprint” deberían ser un espacio para la comunicación del progreso (cualquier persona de la organización podría ir) y para mejorar (para el feedback). También para determinar tarea para el siguiente “sprint”. En lo que respecta a la mejora se suelen plantear 3 preguntas: 

  1. Qué hay ido bien 
  2. Qué podría haber ido mejor
  3. Qué podemos mejorar para el siguiente sprint

 

 3. Hacer el trabajo visible

Se trata de algo muy simple y potente. Tanto como dibujar una serie de columnas en un papel de grandes dimensiones. En principio sería suficiente con tres columnas: “Pendiente”, “En Proceso” y “Hecho”. 

Mediante la utilización de postits, pondríamos en “Pendiente” todas las tareas que queremos realizar en un “sprint”. En la medida en que alguien las asume y van realizándose, el propio responsable de la tarea anotaría su nombre en el postit en cuestión y lo movería por las otras columnas.

Este espacio es visible para todo el mundo y se convierte en una herramienta de información y coordinación para cualquiera que esté interesado. Algo que se busca continuamente en SCRUM.

 

4. Reuniones diarias

Son otro ciclo corto para la comunicación y la mejora. Se suelen celebrar a la misma hora y, para ser efiectivas, no deben durar mucho tiempo (15 minutos). El guión de estas reuniones está compuesto de tres preguntas a la que todos deben contestar, con el objetivo de informarse y poder ayudarse:

  1. Qué hiciste ayer para ayudar al equipo a terminar el sprint
  2. Qué vas a hacer hoy
  3. Qué obstáculos se interponen en tu camino o el del equipo

Sobre el/la autor/a Alberto Barbero

Me suelo presentar como “consultor artesano, facilitador, coach”. En realidad mi propósito es ayudar a que las personas y los equipos ocupen un lugar central en las organizaciones y sean más productivos. Para ello participo en diversos proyectos con personas y empresas de distintos sectores, trabajo en red con otros consultores y trato de vivir y actuar según los principios y filosofía de la “consultoría artesana en red”

Trackbacks/Pingbacks

  1. 4 pautas para probar SCRUM con un nuevo proyecto – KBidasoa – LINKDIN no es LINKEDIN - […] LEYENDO… Ir a la fuente / Author: Alberto […]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *