Consultoría Artesana del Bidasoa

¿Buscas una «varita mágica»? Prueba con los «mapas mentales»

¿Buscas una «varita mágica»? Prueba con los «mapas mentales»

By on 15 Jul, 2015 in Blog, Destacado | 0 comments

Alguien dijo que «estamos moldeando el mundo más deprisa de lo que nosotros podemos cambiar, y estamos aplicando al presente los hábitos del pasado«. Quizás por eso las cosas que emprendemos muchas veces no funcionan. Quizás por eso tenemos la sensación de ir a rebufo y de luchar contra molinos de viento.

Muchas veces los obstáculos que deberíamos saltar parecen exigir un gran esfuerzo por nuestra parte y lo que a nosotros nos gustaría encontrar es una «varita mágica». Y en realidad todos tenemos mucho que cambiar si queremos adaptarnos a los nuevos tiempos, pero no tiene porqué ser siempre tan difícil. En nuestra experiencia, hay una herramienta relativamente sencilla que puede disparar tus capacidades. Se trata de los «mapas mentales».

En la raíz de esta «magia» están las limitaciones de las enseñanzas recibidas en el pasado: la cosa es que todos hemos aprendido a utilizar nuestro cerebro de una forma bastante limitada y que los mapas mentales pueden ayudarnos a canalizar mejor todo nuestro potencial.

 

Cómo funcionan los mapas

 

Nuestro cerebro no solo funciona con pensamientos sino también con imágenes, emociones y con asociaciones entre todos estos aspectos. Puedes darte cuenta, por ejemplo, de cómo se generan pensamientos en tu mente: normalmente todo surge cuando ves o percibes algo que te evoca o sugiere ideas, pensamientos o emociones.

Nuestro cerebro no funciona de una forma lineal sino irradiando múltiples ideas e imágenes que conectan entre sí.

Los mapas mentales son una herramienta que habla el mismo idioma que nuestro cerebro y por eso sirven para canalizar mejor sus potencialidades.

 

Qué debo saber para usarlos

 

Si quieres aprender y divertirte, aquí puedes acceder a este curso gratuito. No obstante, y si quieres coger la tangente, para empezar es suficiente con aplicar 7 reglas básicas:

 

7 claves

 

  1. Empieza por el centro escribiendo en él el tema más importante con una o pocas palabras.
  2. Utiliza imágenes simbólicas junto a las ideas principales.
  3. Usa un color diferente con cada bloque de contenidos
  4. Partiendo de la imagen central, y como si de un árbol se tratara, saca ramificaciones para los principales temas relacionados con ese asunto. En la medida en que sean temas más particulares, haz que las ramas sean más finas.
  5. Trata de utilizar una o dos palabras clave por línea.
  6. Traza ramas curvas en vez de rectas.
  7. Apóyate en alguna aplicación de mapas, ya que hace más fácil su manejo y edición. Una buena opción podría ser XMind, que es libre y que se aprende muy rápido.

A partir de aquí, y a modo de “entrenamiento”/ exploración, puedes tratar de empezar a utilizarlos en actividades cotidianas para las que utilizabas la toma de notas o apuntes: anotar las cosas importantes de una reunión, planificar unas vacaciones, hacer una lluvia de ideas, tomar una decisión sobre un asunto complejo, etc. y nos puedes contar cómo te va…

Sobre el/la autor/a Alberto Barbero

Me suelo presentar como “consultor artesano, facilitador, coach”. En realidad mi propósito es ayudar a que las personas y los equipos ocupen un lugar central en las organizaciones y sean más productivos. Para ello participo en diversos proyectos con personas y empresas de distintos sectores, trabajo en red con otros consultores y trato de vivir y actuar según los principios y filosofía de la “consultoría artesana en red”

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *