Consultoría Artesana del Bidasoa

El “Buen Sentido del Humor” en las organizaciones

El “Buen Sentido del Humor” en las organizaciones

By on 19 Jun, 2014 in Blog, Coaching, Destacado | 5 comments

El momento en el que nos está tocando vivir la velocidad es una de las protagonistas. El mundo, cada vez más pequeño, lleno de una tecnología que nos trae información que no podemos digerir y capaz de acercarnos a lugares lejanos, a personas lejanas pero que… nos separa de lo más cercano. Estamos en el mundo de la globalización, de los intercambios mercantiles con cualquier lugar y, en cambio, nuestro pequeño comercio, el comercio local se está perdiendo. Este momento en el que vivimos, estamos alienados por el sentimiento de “no poder llegar a todo” y la sensación de “no ser suficiente” para el trabajo, para la familia, para los amigos, … Llen=s de frustraciones de las cuales subsistimos gracias a atajos emocionales donde solo las emociones llamadas “positivas” son reconocidas como importantes y valiosas desechando las otras, las “negativas” como si éstas últimas solo nos aportaran un dolor innecesario, acercándonos a nuestra vulnerabilidad, algo que nos es muy difícil gestionar y que intentamos ocultar a toda costa.

Así, vamos introduciéndonos en una forma de mostrarnos al mundo que tiene más que ver con lo que el mundo espera de nuestra persona que con lo que realmente es nuestro ser, y así … vamos entrando en una “esquizofrenia social” donde el miedo campa a sus anchas y como síntoma importante, una parálisis total de la voluntad individual y, como consecuencia, social.

En las organizaciones, compuestas por personas, se cuela este sentimiento de insatisfacción generalizado que nos lleva al desánimo, al hastío, a la desesperanza y estos sentimientos no ayudan a desarrollar del potencial humano, a la investigación de nuevos caminos con nuevas posibilidades ante los problemas, a la creación de nuevos productos/servicios, donde reinventar-se,… y merman la creatividad, las personas de los equipos se distancian entre sí, la gestión de los conflictos y problemas es más costosa, etc… surge un “mal humor” que, además, es contagioso. ¿Cómo somos testigos y protagonistas del daño que sufre el clima laboral, social?, ¿Cómo afecta esta actitud gris en la innovación, en la creatividad, en la productividad, en el presente y futuro?, ¿Qué nivel de salubridad tienen la sociedad, las familias, las organizaciones?

Y después de todo esto, … quiero pensar, imaginar, soñar, sentir y crear todo un mundo imaginario donde el foco de las organizaciones esté puesto en las personas, donde se reserven espacios creativos/artísticos que nutran, inspiren, motiven y entusiasmen al personal trabajador, donde haya conexiones entre líneas de pensamiento que a primera vista nada tienen que ver unas con otras y nos amplíen la mirada, donde la máxima de la comunicación sea la escucha a las otras personas, a las ideas, a las posibilidades, a los elementos… , donde trabajen personas hambrientas de compartir, colaborar y enriquecerse con la diferencia de l=s demás, donde se pueda aprender, trabajar y producir disfrutando y viceversa , donde haya ese pequeño tanto por ciento de locura desde donde se abra un espacio donde delirar sin sentirse loco/a , que nos permita ventilar la tensión, mantenernos sanos y poder avanzar, pese a las dificultades, dónde abracemos el cambio como algo cotidiano inherente a la evolución, donde el concepto de productividad esté más relacionado con aumentar los índices de optimismo, de motivación, de creatividad, de gestión de las emociones, de mayor fluidez en la comunicación, una autoestima saludable y disminuyan los índices de miedos y angustias como nos comenta en su artículo Fernando Trías de Bes y, … cómo no, un lugar donde se tome muy en serio el Buen Sentido del Humor (el que hace que cada cual se ría de sí mism= sin necesidad de utilizar a otra persona como diana, manteniendo a propio ego a raya) relacionado con los innumerables beneficios que nos aporta y que están recogidos en infinidad de artículos, libros, etc. como por ejemplo en el escrito por Francisco Sáez en el que comenta que las personas que ríen juntas, trabajan juntas mucho mejor, incluso donde se incluya la figura de “asesor/a humorístico/a” como recomienda Malcolm Kushener en su libro y se implanten “Programas de humor en el centro de trabajo” como nos cuenta en el capítulo de “La gestión de la sonrisa en el trabajo” Robert Holden.

¿Por qué vivir/trabajar con humor?

La risa y el buen humor tienen un efecto tranquilizador y están fuertemente relacionados con el amor, la amistad, la felicidad y el bienestar.

Cuando nos reímos con alguien se crean vínculos especiales que hacen que tengamos la sensación de proximidad, de empatía, nos permite relacionarnos desde los buenos sentimientos, desde la complicidad, desde la sencillez, desde la autenticidad y desde el corazón. Esto hace que nos sintamos plenos, optimistas, liberados y, sobre todo, felices” Enric Castellví

Y porque es un recurso que nos hace más resistentes a la frustración, más fuertes física y emocionalmente ante las adversidades, ayudándonos a aceptar lo que acontece y a aprender de ello, ayudándonos a gestionar nuestras emociones.

“Sembremos nuestra vida de pequeños cambios” (Elsa Punset)

Sembremos nuestra vida…de pequeñas sonrisas cotidianas directas a la mirada del corazón.

Sobre el/la autor/a Ana Eguiazabal

Consultora Artesana y Facilitadora de procesos de cambio en personas y equipos. Me ocupo en desarrollar el Arte de Facilitar y M­otivar a cada persona a que descubra, practique y expanda todo su potencial. A partir de aquí, caminar hacia la colaboración y la creación de equipos.

    5 Comments

  1. Sembremos nuestra vida…de pequeñas sonrisas cotidianas directas a la mirada del corazón. ¡Me encantas, Ana! ¡Estupenda en persona, estupenda online! :) ¡ ¡ Y más razón que un santo con el tema del Buen Humor en el espacio de trabajo!!

    Olatz

    20/06/2014

  2. Muchas Gracias Olatz!!!
    Quiero ser una jardinera y cuidar el jardn de las emociones de mi vida, jajajajajaj y, desde mi faceta de virus, viralizar sonrisas que flexibilicen el hormigón armado. Te animas a viralizar?

  3. Qué grande eres Ana Eguiazábal, cómo admiro tu optimismo, tu alegría y tus reflexiones. Aire puro. Un abrazo Ana, no cambies nunca, te queremos así.

    Andrés

    26/06/2014

  4. Ana, eres una artista!
    Asko gustatu zait idatzi duzuna.
    Besarkada bat!

    Aitor

    27/06/2014

  5. Muchas gracias Andrés y Aitor. Intento proyectar imágenes que me, nos ayuden a construir mejores relaciones, algo en lo que, dada mi condición de «imperfectamente humana», me ocupo cada día y que sin personas como vosotros, no sería posible.

    Ana

    29/06/2014

Trackbacks/Pingbacks

  1. Jo, per l’equip… | la rebotiga - […] EGUIAZABAL, Ana: El “Buen Sentido del Humor” en las organizaciones […]
  2. K Bidasoa: Consultoría artesana - […] El “Buen Sentido del Humor” en las organizaciones […]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *