Consultoría Artesana del Bidasoa

Primero lo primero

Primero lo primero

By on 6 Oct, 2015 in Blog, Destacado | 0 comments

Resulta que un buen día te sorprendes diciéndoles a tus hijos exactamente lo mismo que tus padres te decían a ti: «No te distraigas con tonterías… haz primero lo primero y después puedes dedicar el resto del tiempo a otras cosas».

¿De verdad que te puedes quedar tranquilo diciendo esto?, ¿acaso te lo aplicas a ti mismo en tu día a día y en tu trabajo?… Sí, ya sé que tienes mucho más trabajo que horas y un montón de pequeñas cosas como el mail y el teléfono que no dejan de reclamar tu atención pero ¿no tienes a veces la sensación de estar haciendo lo que no deberías?, ¿Y la de que puedes estar desatendiendo algunos aspectos de tu vida?

 

Cuáles son tus grandes proyectos

El día a día está lleno de tentaciones poco productivas. Hacen que procrastinar sea relativamente fácil. En unos casos es la tentación del mail que acaba de llegar o del Whatsapp que nos cuesta rechazar y en otros es símplemente la atracción que sentimos por realizar pequeñas tareas que nos podemos ir quitando de encima o la respuesta inmediata que damos a quien nos llama (dejando, eso sí, desatendido lo que estábamos haciendo…).

Sea como fuere, el día a día puede convertirse en una fuente de insatisfacción cuando al evaluar cómo nos ha ido tenemos la sensación de no haber hecho nada, de haber estado «apagando fuegos» o de estar desatendiendo algunos aspectos clave. En este punto, mantener a raya los temas pequeños y no olvidar los realmente importantes puede ser un primer paso.

Si te sientes mínimamente identificado con esto, puede resultarte interesante este video que aunque tiene algunos años, sigue siendo muy gráfico e impactante:


 

Divide y vencerás

No nos engañemos. Esto que estamos viendo es solo un primer paso. Algo que puede ayudarnos a no perder el Norte. Pero hoy necesitamos más recursos. Ya sabes que tú puedes planificarte pero que luego pasan cosas fuera de tu control que no te permiten seguir según lo planificado. Por eso, puede que necesites algo de GTD o quizás ya tengas suficiente para empezar con una lista como esta.

No hay que olvidar que nuestro cerebro es «adicto» a las cosas pequeñas y tachables. También es una realidad nada desdeñable que nos sentimos especialmente atraidos por aquello que una vez hecho podemos marcar como realizado o enviar a la papelera.

Por esto podría ser también un gran avance tratar de recuperar aquello del «divide y vencerás» o aquello otro de que «No existen grandes problemas sino muchos pequeños problemas». En esta línea, el desglose periódico y frecuente de cada uno de esos grandes temas en pequeñas acciones físicas «realizables de una sentada» es también un hábito que puede ayudarte a ser una persona más productiva.

Sobre el/la autor/a Alberto Barbero

Me suelo presentar como “consultor artesano, facilitador, coach”. En realidad mi propósito es ayudar a que las personas y los equipos ocupen un lugar central en las organizaciones y sean más productivos. Para ello participo en diversos proyectos con personas y empresas de distintos sectores, trabajo en red con otros consultores y trato de vivir y actuar según los principios y filosofía de la “consultoría artesana en red”

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *